a7x

The stars in the night, they lend me their light to bring me closer to heaven with you.

A7X

jueves, 17 de marzo de 2011

Japón.

>


Todos sabemos incluso la última hora de Japón, todos los datos, todo lo que ha ocurrido que ha marcado a todo el mundo y puesto en tensión. Los que más miedo parecen tener son los países en alerta, en cambio, los japonenes están "tranquilos" y saben no perder la calma puesto que en estas situaciones es lo más importante. Para mí esto es un gesto de valentía por parte de éste pueblo, puesto que han perdido a por lo menos 15.000 personas y aún tienen fuerza para intentar sacar adelante su país. Desde aquí y muchos otros lugares, les mandamos nuestro apoyo. 
Además, todo ésta catástrofe ha hecho que los gobiernos se den cuenta del peligro que tienen las centrales nucleares y nadie está dispuesto a que suceda otro accidente como el de Chernobil (sobre que el de Japón podría ser igual, no es cierto, se está exagerando, para más información CLICK AQUÍ). Así que ahora se empiezan a pensar que quizás debería ser mejor empezar a cerrar centrales nucleares y utilizar otro tipo de energías renovables. Es una pena que tenga que ocurrir tal catástrofe para que nos demos cuenta de esto. 
Es muy triste todo lo que ha ocurrido... Tantos muertos, desparecidos, heridos y gente sin un hogar. Pueblo destruidos, edificios derrumbados, lugares ahora inexistentes... Es muy triste y me da mucha pena puesto que Japón era uno de los países que más me gustaban, uno de esos a los que siempre he querido ir cuando crezca, un lugar que hace unos días era impresionante y lleno de vida y ahora ha perdido mucho.
En fin, desde aquí mi pésame a todas las familias que han perdido a sus componentes o sus hogares y pueblos.

Una antigua leyenda japonesa promete que cualquiera que haga mil grullas de papel recibirá un deseo de parte de una grulla, tal como una vida larga o la recuperación de una enfermedad. Las mil grullas de origami se han vuelto un símbolo de paz, debido a la historia de Sadako Sasaki (1943-1955), una pequeña niña japonesa que deseó curarse de su enfermedad producida por la radiación de una bomba atómica.



-Adelanto que ya he empezado El corredor del laberinto y me está gustando bastante, voy avanzando muy rápido. Aún no he llegado a picarme demasiado, pero la historia promete muchísimo, además de que me siento tal y como Thomas. Desconcertada, sin saber qué es todo esto y con ganas de saber más y más y que respondan todas nuestras dudas, así que pronto reseñaré ^^


Un besazo a todos :)

4 caricias:

Beatrice dijo...

Cierto.. es una pena lo de las centrales nucleares.. yo no sé si será tan catastrófico como lo de Chernobil, pero lo que dicen en las noticias no es nada alentador... Cada día aparecen más imágenes del tsunami y realmente me aterroriza solo el pensar el haber estado allí en ese momento..
Y es verdad que deberiamos alabar la templanza de los japoneses, porque creo que aquí, en su situación reinaria el caos..
Vamos, que es una pena todo esto que está pasando, y que ojalá las consecuencias no sean tan terribles como me temo...
Un besazo!

Lucia dijo...

¡Animo desde aquí a Japón!
La verdad es que los Japones tienen ese gran valor de saber estar en calma hasta después de lo que ha pasado y es un Don enorme.
La historia de las grullas es genial :D

Yo creo que Japon saldrá adelante pronto, la verdad

Cely dijo...

Yo mando todo mi espíritu y mi aura positiva. Es una lástima que, después de el desastre de Hirosima y Nagasaki tienen que sufrir terremotos, tsunamis y, si Dios no quiere, una catástrofe nuclear...

Espero que poco a poco todo vaya mejorando

Camila dijo...

Me sumo a los ánimos para japón, todos estamos bastante preocupados por su dramática situación.

Me sumo a los deseos de que todo salga bien, ya sabemos como es el pueblo japonés, seguro que no demoran en salir adelante.